viernes, 30 de octubre de 2009

Hace diecisiete años


But after a while
You realize time flies
And the best thing that you can do
Is take whatever comes to you
'Cuz time flies

--Time flies, de Porcupine Tree


Unas semanas atrás, en medio de un afán por conseguir películas animadas que vi durante mi niñez, recordé una en particular. No sabía ni el nombre, ni quién la hizo, ni la trama. Solo tenía en mi cabeza una escena específica en la que los personajes salían de una casa inundada, e incluso estoy seguro de que no la estoy recordando muy al pie de la letra.

Lo primero que hice fue entrar a Wikipedia, donde pude encontrar un listado de todas las películas de dibujos animados que se han creado. Luego repasé la lista unas tres o cuatro veces leyendo cada título con la esperanza de que alguno me pareciese conocido, pero no pude conectar ninguno con la escena en mi cabeza. Finalmente, decidí revisar minuciosamente cada película, filtrando mis elecciones de acuerdo al país de origen y al año en que fue filmada, lo que llevó tanto tiempo que hubo un momento crítico en la búsqueda en el que casi desisto por falta de resultados.

Estuve así cerca de dos horas. Temía que al no tener ningún dato concreto sobre el dibujo podría haberlo pasado por alto, pero cuando vi una portada en la que salía un gallo vestido como Elvis Presley supe que había encontrado mi película. Aún con título ("Rock-a-Doodle") y con la imagen del protagonista no puedo recordar nada más de la película además de esa dudosa escena, lo que incrementa mi sorpresa inicial, pues sé que era una de mis favoritas y que, por lo menos, la vi unas diez veces de chico.

Buscando este dibujo me topé con otros que no veía en años, y lo que surgió como la idea de conseguir una sola película ha escalado hasta el punto de, ahora, querer ver casi cincuenta. Y hoy comienzo al ver la primera, la que inició todo.

2 comentarios:

laMar dijo...

Hay veces que de la manera más inesperada aparecen los mejores recuerdos. Los dibujos, la película, donde la vimos, con quien, que ocurría alrededor nuestro ... Disfruta de esos momentos peliculeros que te van a llenar de alegría. A mi me encantan ese tipo de películas y siempre encuentro una excusa para verlas, cuando mi hija era peque y disfrutaba tanto como ella, cuando vienen los hijos de mis amigos y me siento con ellos pasando de los adultos, y ahora esperando a que mi nieto tenga edad suficiente para verlas también con él.
Un abrazo enorme

dIROLE dijo...

Sí, mi intención también era armar una pequeña colección de películas animadas para verlas con mis hermanas y, si las sigo conservando, con mis futuros hijos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails