domingo, 31 de agosto de 2008

El agujero negro


[LOVE]: You're not alone
You'll find me here whenever they oppose you
I am the strongest of them all
No need to fear these feelings that enclose you
I'm here to catch you when you fall

-- Day two: isolation, de Ayreon


Todavía recuerdo cuando te escondías bajo mesas o en castillos de tu propia invención, refugios en donde creías estar a salvo cuando en realidad te exponías en mayor medida a peligros más dañinos que los que podrías encontrar en la oscuridad de una habitación o callejones infestados de un hedor a mortalidad, peligros y miedos hallados en uno mismo. Uno puede introducir luz en la oscuridad o encontrar algún tipo de salidas en callejones, pero no puedes huir de ti mismo, estás condenado a demostrar empíricamente que la frase “puedes correr pero no esconderte” es completamente aplicable a tu existencia y a la de muchos más.

La mejor manera de vivir contigo mismo (y soportarte) es rodearte de personas, existir al lado de alguien que pueda cargar con tu esencia a la vez que tú cargarás con parte de la suya. La soledad es como el espacio fuera de la Tierra, un vacío en constante e infinita expansión que tarde o temprano iniciará una reversión en su “actuar” y se transformará en un vacío que buscará reducirse a su más mínima expresión hasta dejar de ser; sí, así es la soledad. ¿Cuánto falta para que esa inevitabilidad se adecúe a tu sistema y seas parte intrínseca de una esencia en plena ebullición? ¿Cuánto?

sábado, 30 de agosto de 2008

This will be a night to remember!

Fly me to the moon
Let me play among the stars
Let me see what spring is like
On a-Jupiter and Mars
In other words, hold my hand
In other words, baby, kiss me

-- Fly me to the moon, de Frank Sinatra

viernes, 29 de agosto de 2008

Manchas de café en los pantalones



All this time
I can't believe I couldn't see
Kept in the dark
but you were there in front of me

-- Bring me to life, de Evanescence


Es como andar en una cuerda floja tratando de llegar al otro lado, hacia una ventana que poco a poco va cerrándose; si me apuro, arriesgo el caerme; si me demoro, la ventana se cerrará. Es por ello que lo mejor es tomarse el tiempo para andar de manera segura, pero suficientemente rápido como para no llegar tarde; es una mezcla de actitudes que no se pueden tomar a la ligera.

Allá en el abismo solo se puede encontrar olvido, y los que caen están destinados justamente a ser olvidados, quedarán sin nombre y el mundo dejará de conocerlos. Aquellos que permanecen en la cuerda se sostienen de una esperanza que no tardará en extinguirse; conformismo, digamos. La cuerda de la vida, con sus alegrías y pesares, con sus oportunidades y limitaciones: no corras, vuela.

jueves, 28 de agosto de 2008

¡Adiós, miedo!, no te extrañaré

All this time, every day
Afraid to face my latest day
Then you came, and you said
"No, I won't let you fall away"

-- Land of fear, de Vision Divine


Creo que el punto es dejar de tener miedo, de elevarte por encima de los demás y ganar la ventaja de no andar temeroso por y de la vida, sino encararla tal cual venga. No hablo de sentirse superior a los demás ni de verse como mejor que otros, sino de liberarse de ese tedioso peso que nos limita de tantas maneras y que evita que nos desenvolvamos con la soltura y libertad que cualquiera podría desear.


De cierta manera, si te piensas como no temeroso en un mundo de personas que viven presas del miedo, obtendrás una suerte de ventaja, puesto que mirarás hacia arriba en lugar de ir cabizbajo, lo cual te permitirá maravillarte con todas esas nuevas cosas que dejabas de ver (o que veías a medias). No obstante, el privilegio de vivir sin miedo llama a una especie de responsabilidad, creo yo, y esa es la de ayudar a otros a vivir como uno mismo.

Es difícil actuar en pos de los otros cuando uno mismo ya se siente independiente del resto, y es justamente en ese momento en el que se define cuán temeroso se es. El que deja de ayudar con el fin de beneficiarse no hace más que reforzar su propio miedo, el de ser superado por otros. De cualquier manera, vivir sin miedo es complicado de por sí, pero yo creo sinceramente que no hay nada en el mundo que no pueda lograrse (dentro de las capacidades de cada individuo) si es que al menos se hace el intento.

miércoles, 27 de agosto de 2008

Me contaron por ahí


Go out at night
Perplex the dark with light
Stretch out this life
To see what it is, what it means

-- Eyes wide open, de Sieges Even


Los ojos, esos ojos, van de aquí para allá, buscando entre la niebla algún refugio en el que descansar de esta agobiante empresa que no termina a pesar de haber pasado mucho tiempo, ¿demasiado? Una luz al final del camino; se mueven con mayor rápidez al encuentro de lo que entonces descubren es solo el sol en toda su magnificencia, solo el sol, sí, solo el sol. ¿Qué buscan? ¿La luz de qué?

La niebla no quiere disiparse, en lugar de esto, casi como burlándose, se torna más densa y los ojos pierden toda esperanza, si es que alguna vez la tuvieron, si es que alguna vez pensaron que la tenían. ¿La tenían? Pueden pensar tanto como gusten, pueden llenar sus… (¿cerebros?)… con ideas que tan solo los llevarán por caminos pavimentados por la duda, por una incertidumbre digna de reyes de una cercana tierra llamada Dubitativa.

El peor enemigo de ojos que mueren por ver es una niebla que oscurece todo tipo de señales. Pero ojos que mueren por ver tienen una opción, La Opción, una ruta que parecería para los desesperados o para los rendidos o para los que no tienen nada que perder o para los que no tienen miedo de perderlo todo o para los que se dejan llevar por ideas creadas desde su propio ser, pero que solo parece y en realidad no es: el sentir. Siente y conquistarás, siente y déjate llevar, siente y las respuestas llegarán una a una. Para ojos como los míos, el sentir es lo que los salvará de la desesperanza; lo sé.


martes, 26 de agosto de 2008

Olores que no se olvidan


I feel stupid and contagious
Here we are now
Entertain us

-- Smells like teen spirit, de Nirvana


Tengo en mis manos una de las aromas más deliciosas que he olido en mi vida, posiblemente la mejor, y poco a poco va disipándose con la brisa invernal que amenaza con azotar los corazones de aquellos pobres desprotejidos. Seré como uno de esos que proclaman que nunca se volverán a lavar las manos luego de haberlas estrechado con alguien admirado, pues ¿cómo vivir conociendo un aroma tan extasiante sin tenerla conmigo tanto como quisiera? No me lavaré las manos, no hasta obtener ese maravilloso olor nuevamente.

El telón parece querer caer antes de tiempo, pero hay quienes con desaforado esfuerzo cuelgan de las cuerdas y previenen un final prematuro a una historia que apenas comienza; el capítulo siguiente está por ser escrito, así que no es buen momento de ponerle un alto ni, menos aún, un fin. Es como si cada día fuese el día más feliz de mi vida, una sonrisa perpetua en ese rostro que lleva demasiado tiempo en la penumbra, una sonrisa que no piensa apagarse jamás. Repito: jamás.

lunes, 25 de agosto de 2008

Reading signs just for the fun of it


We are only here for one more night
So scream it like you mean it
One more time

-- Stay young, de We the Kings


Time takes me closer to that moment we all live, to that moment I’ve experienced way too many times and yet too few. But I’m not afraid; on the contrary. The course in which my life is set is plagued with risks, chances I’m more than ready to make in order to achieve happiness, so I know what I’m playing and what I go for. I know exactly what I want, how much I want it and how I’m going to get it, just like I’m aware of the consequences of my actions and the wins and losses of every decision. Fear is not an option, it’s only the path of the cowards, of the ones who comform with life as it is, never going for “something more”. I’m going for those new ice cream flavors, and nothing can stop me, nothing!

domingo, 24 de agosto de 2008

El eje #17 de la Tierra


If you'll be my woman
I will take you to another high
If you'll be my lady
I will take you for another ride
(…)
If I saw you dancing
I would spin you around, spin you around

-- Spin you around, de Puddle of Mudd


Siempre me sorprende cómo el mundo puede cambiar de la noche a la mañana sin que nos demos cuenta de ello, cómo ciertas acciones o palabras pueden alterar lo que vendrá más adelante, tal vez momentos después o años después. Me sorprende cómo los sentimientos que se pudieron sentir en determinado momento renacen sin planificación alguna con el pasar del tiempo y se intensifican de tal manera que nuevas oportunidades se presentan a pesar de no haberlo ni pensado meses atrás.

Me veo a mí mismo un mes atrás y veo a una persona que no tiene idea de las alegrías que le esperan en las semanas por venir, que no tiene idea que su vida está a punto de dar un vuelco, un giro tan positivo que ni me creería si se lo dijese. O tal vez sí me creyese, eterno optimista como es (soy), pero le costaría trabajo aceptarlo y tal vez influiría en sus acciones o palabras de una manera que impediría que los sucesos se desenvolvieran de la manera como lo han hecho, tan perfectamente o muy cercana a la perfección.

“El mundo da vueltas y vueltas, y uno nunca sabe dónde irá a parar,” dijo una vez hace algunos años una profesora a quien estimo mucho, y hoy no puedo mas que sonreír y pensar ‘ahora entiendo exactamente a qué te referías, y tenías razón’. Asimismo, reitero que nada malo llega sin algo bueno, y a pesar de haberme sentido como una basura cuando esa calamidad sucedió, ahora agradezco que haya pasado de esa manera, pues lo bueno está aquí, puedo verlo y sentirlo, y no creo haberme sentido tan feliz en menos de diez años. I’m so happy to have met you!

sábado, 23 de agosto de 2008

El faro que te prometí


Flying birds - they will touch the sun
Just let them fly - they enlighten the dark world

-- Bridge to the divine, de Sieges Even

viernes, 22 de agosto de 2008

Cauchemars


My painted face, I'm a clown
And I'm laughing while my dream turns into a nightmare
Fade away, I'm asleep
Not too deep...

-- My dream’s but a drop of fuel for a nightmare, de Sonata Arctica


No sé porque se me ha dado por tener pesadillas últimamente, aunque no del tipo que te hacen despertar alterado a mitad de la noche cubierto por un sudor frío y pegajoso, sino de los que cuando amanece te dejan una sensación de vacío en el estómago, como si lo que se hubiera soñado hubiese sido una mezcla de acciones completamente incorrectas que jamás te verías haciendo en la realidad junto con visiones de otras personas realizando actos o profiriendo palabras inimaginables; una mezcla de vergüenza y terror, por así decirlo.

Lo peor es cuando, en la realidad, te encuentras con estas personas y no puedes evitar pensar en ese maldito sueño. En mi caso, suelo ser influenciado por ellos en demasía, por lo que a veces puede costarme hablar o relacionarme de manera normal con la persona con la que he soñado, siempre cuando haya sido una pesadilla (los malos sueños se soportan). Y como los últimos tres días he tenido pesadillas, varios deben haberme visto actuar raro; pues bueno, ya saben por qué.

Pero lo que me ha hecho pensar no es tanto lo que sueño ni cómo actúo luego, sino por qué tengo estas pesadillas. Puede ser el inicio de clases, alguna mala experiencia durante la semana, un viejo recuerdo incrustado en el subconsciente o tal vez una raspadilla de todas estas cosas. Será cuestión de seguir analizándome y a lo que sueño; ¿quién sabe?, tal vez sea otra de mis famosas “premoniciones”. Esperemos que no.


jueves, 21 de agosto de 2008

miércoles, 20 de agosto de 2008

Te elijo a ti


Take my hand tonight
I won’t let you down

-- Promise, de Simple Plan


Hoy otra de mis sospechas se hizo hecho: no importa qué camino elija, suele ser el más complicado, el que generalmente tiene las mayores dificultades o exige un esfuerzo más grande que cualquier otro. Es cierto que a veces yo sé los alcances y limitaciones de ciertos caminos, pero se ha de admitir que de la gran mayoría no tengo ni idea, por lo que las cosas que llegan me son completamente inciertas. Definitivamente no sucede todo el tiempo, pero sí con una constancia que sobrepasa los límites de la sorpresa (la mía), por lo que no sé si sentirme desgraciado o especialmente atento a estas curiosidades de la vida.

Estoy seguro que no puedo ser el único al que le suceden estas cosas, pero en cuanto a mí respecta, comienzo a ver esto de una manera particular. Algunos dicen que la vida es muy difícil, pero yo estoy en total desacuerdo, yo creo que es muy fácil y que nosotros mismos nos la complicamos, sabrá cada uno para qué. En mi caso, creo que elijo estos caminos complicados (conociéndolos o no) para probarme, para incluir retos en mi vida y sentirme merecedor de cada una de las metas que logro consumar. Aunque cuando no logro conseguir lo que quiero me frustro de sobremanera por haber tomado un camino tan “cagado”, pero pienso que vale la pena.

De hecho, creo que si la vida fuera completamente fácil (sin que nosotros la complicáramos) también sería algo aburrida y poco valiosa. No existiría el esfuerzo, ni la constancia, ni las ganas de superación, ni el luchar por algo, ni (principalmente) la enorme satisfacción experimentada al lograr eso que tanto se desea. Es como la tristeza, sin ella no apreciaríamos tanto a la alegría. De cualquier manera, hoy compruebo que me complico las cosas por una razón, y no dejo que aquello me haga desistir de ir por lo que más quiero; haré lo que sea necesario para conseguirlo. Lo prometo.

martes, 19 de agosto de 2008

Cosas que pasan (y que no deberían)


Out in the streets I've seen a thousand empty eyes
Never surrender, no, take the power of love

-- The power of love, de Impellitteri


Ya antes me había dicho a mí mismo que nunca es buena idea decirle a otros cómo criar a sus hijos y menos aún entrometerse cuando se les llama la atención. Imagino la vergüenza y el golpe al orgullo que puede sentir un padre o una madre al ser “educado” por un joven adolescente que no tiene nada que ver con ellos ni con sus hijos y que solo pasaba por ahí. No era mi problema, no tenía por qué entrometerme, pero hay cosas que uno no puede pasar por alto y seguir su vida como si nada hubiese pasado o como si no hubiera visto algo. Fue un error de mi parte olvidar mi decisión de “cero intromisión”, pero no pude quedarme callado, no creo que nadie hubiese podido; ¿o sí?

Una señora que vendía caramelos en la calle mandó a su hijo de no más de ocho o nueve años a venderlos en una tienda, pero fue sacado de inmediato por uno de los vigilantes, a lo cual la madre regañó al pequeño de una manera que jamás podría imaginar: lo llamó “pedazo de mierda” con un desprecio increíble, y luego repitió “eres un imbécil” varias veces más. ¿Qué clase de madre puede tratar a un hijo así? ¿Qué clase de madre puede tenerle tal rencor a su hijo? ¿Qué clase de madre está más interesada en el dinero que en su hijo? ¿Qué clase de madre presiona a su hijo a hacer su trabajo, lo humilla frente a decenas de personas y lo insulta de manera tan despreciable? Pues esta señora, me temo.

Como futuro psicólogo, y persona con no poco sentido común, ya podía ver el futuro de este niño y el daño psicológico que la persona que más debería quererlo y en la que más debería confiar le estaba haciendo. Yo mismo furioso, me acerqué a la señora y le dije que no podía tratar a su hijo de esa manera por tal y tal razón. Me mandé un mini-discurso de dos minutos, durante el cual la mujer me miraba casi burlonamente y con un obvio desinterés, para que al final me fuera completamente rojo de la vergüenza y más molesto que nunca. No debí entrometerme, pero lo hice. ¿Cuál será el resultado de mi impulsividad en la señora? Pues no lo sé, pero imagino que lo dicho habrá entrado por un oído y salido por el otro.

Muero por ser psicólogo y arreglar el mundo, muero por llevar el cambio a cada rincón del planeta y evitar tanto daño en las personas. Pero falta poco y, además, no es necesario que lo sea para poner mi granito de arena. Lo importante, especialmente, es que no debo seguir siendo presa de mis desbordantes ansias; ¿quién sabe en que problema pueda meterme la próxima vez, y si salga igualmente sólo con las mejillas rojas y no con algo más? Falta poco.

lunes, 18 de agosto de 2008

Encontrando el norte


So understand
Don't waste your time always searching for those wasted years,
Face up... make your stand,
And realize you're living in the golden years

-- Wasted years, de Iron Maiden


Hoy fue mi segundo primer día de clases del año, un año que parece que se llevará el premio a mejor año en diez años. Creo que de a poquitos voy sufriendo un poco, pues ya no son cinco los cursos que llevo, sino seis, y cuatro son de facultad, por lo que será un ciclo académicamente pesado; y porque tuve unas vacaciones tan geniales como nunca las he tenido antes (tú sabes por qué). El tiempo ahora es corto, los días largos y el estudio se torna prioridad nuevamente, y las metas trazadas cambian un poquito:

1.- Superar en notas no solo a uno que otro amigo en uno que otro curso, sino superar a todos o cuantos me sea posible (volver a mis viejos hábitos, creo).
2.- Hacerme amigo de, por lo menos, un chico y una chica en cada curso (no vale ser presentado por un amigo, debo ser yo el activo y no el reactivo).
3.- Balancear mi vida académica y mi vida social de tal manera que ninguna se vea afectada negativamente (la social tiene un poco más de peso por el momento; sin comentarios).

Hoy fue mi segundo primer día de clases del año, y no puedo esperar a mañana.

domingo, 17 de agosto de 2008

Reset


Pick me up from the ground again
To believe in all your love
You feel the cold when it comes down like rain
In the middle of my heart

-- Your love, de At Vance


Ahora sí estoy completamente seguro (tanto que da un poco de miedo): nada malo llega sin algo bueno. Tal vez en el momento de dolor no lo veamos así y nos consuma la calamidad, pero con el tiempo siempre vendrá algo positivo, algo que nos hará sonreír de nuevo, algo que nos devolverá la felicidad perdida y hasta nos dará una alegría más grande que cualquier otra cosa que alguna vez hayamos experimentado. Al menos ese es mi caso, y creo que exagero al decir que sucederá con todos, pero es definitivo que siempre llegará algo positivo.

Con cada error se aprende algo nuevo, al igual que con los aciertos, y de cada nuevo conocimiento adquirido obtenemos la experiencia que nos convertirá en mejores personas. Los problemas son temporales, llegan con un choque tremendo, un choque que nos puede lanzar al suelo y tenernos allí por mucho tiempo, pero no estarán con nosotros por siempre. Y cuando dejen de estarlo, las alegrías no tardarán en llegar. No sé si sea una ley de la naturaleza, pero me pasa muy seguido. Y la prueba última de ello pasó hace poco, así que puedo estar seguro, completamente seguro, tanto que da un poco de miedo. Pero se soporta :D


PD: me pareció buena idea agregar unas últimas palabras al post: por mi ventana acabo de ver pasar "algo" rojo (¿llameante?) por el cielo, y no un objeto en plena caída, sino alejándose más y más de manera diagonal hacia arriba. ¿Qué pudo ser? Pues se me ocurren muchas cosas, y entre todas ellas es, sin duda, también la señal que esperaba.

sábado, 16 de agosto de 2008

Shit happens


A vow unto his own
That never from this day
His will they'll take away

-- The unforgiven, de Metallica


There is no such thing as “evil” in the world, just people with negative behaviours who trample over other’s freedom, sometimes not with that in mind at all. They try to seek happiness as everybody else, but they may lose sight of others in search of it, even causing harm consciously or otherwise. I’m kind of out of words right now, but I can say this: sometimes we need to be selfish in order to accomplish what we want, but that doesn’t mean we have to forget others. As someone told me once, “we are born alone and we die alone, but we live with the company of people”. And those people deserve happiness as much as we do.

viernes, 15 de agosto de 2008

Glimpses of the future


Déjame solo, un momento, en mi calma
o llena el vacío tan profundo de mi alma

-- Tiempos tranquilos, de Libido


Ya son siete las ambulancias que he visto en tres semanas seguidas, y no sé si tomarlo como una señal y preocuparme por mí o por el mundo, o si solo me estoy volviendo (más) paranoico. Tal vez sí deba preocuparme, más por otros que por mí mismo; olvidar mis problemas y concentrarme en aquellos que más me necesitan; dejar el egoísmo y solidarizarme con quienes necesitan un hombro en el que apoyarse. Las ambulancias pueden seguir sonando y apareciendo por las calles o quién sabe qué más, pero las señales siguen ahí, y los vistazos al futuro aterran tanto que quiero dejar de soñar. Al menos por un día. Quiero estar tranquilo un día. ¿Se puede?

jueves, 14 de agosto de 2008

Llamémoslo como quieras


You're so far away
And so alone
You long for love's embrace
To keep you sane
To make you whole

-- Endless sacrifice, de Dream Theater


Hoy la luna está llena, llena de esa luz que ilumina los caminos y los desvíos, o que traza el fin de ciertas cosas; y es bueno saber que todo fin implica el comienzo de algo nuevo, así que no es tan trágico como se piensa. He escuchado que los inicios suelen costar un poco, ser más difíciles de lo que se cree, y puede que sea cierto, pero no podré estar seguro de ello hasta que me suceda, hasta estar completamente fuera del capítulo anterior. Habría que pensar en un buen final, creo.

Quise ponerme el puntero laser de mi mouse en el ojo para ver cómo sería el mundo envuelto en estelas rojas, y quizás tomar una foto con el ojo en el flash y tornar la realidad de una azul que quema. Lo sé, hay maneras menos dolorosas y más cuerdas de pintar la existencia, y no tienen por qué ser tan literales; ¿no? Mañana descubriré con mejor practicidad lo que significa esto, aunque espero no tener que hacerlo. La verdad es que no hay opción; mis elecciones me han llevado a ese momento, y el color de lo que siga depende enteramente de mí. Sí que sí.

miércoles, 13 de agosto de 2008

Completamente envuelto, sí


Enthralled in a cobweb of passion
Reaching for the top as we spin

-- Masked ball dalliance, de Twilightning


Atrapado entre las maravillas del mundo y el deseo de convertirme en una mejor persona, existe la elección de lo que es responsabilidad y lo que es pasión, el desenfreno absoluto de todas y cada una de esas magníficas sensaciones que solo aparecen ciertas veces. ¿Qué camino tomar? Ambos tienen sus misticidades, sus aventuras y delicias, pero a menos que se descubra una manera de dividirnos en dos, temo que la elección recae sobre solo una. Responsabilidad o pasión, ¿qué será?

¿Y tienes que pensarlo, meditarlo, analizarlo? ¿Acaso estás loco? Vamos, muchacho, no seas idiota.

Pasión será :D

martes, 12 de agosto de 2008

En el mejor de los sentidos


No more sorrow, no more pain
And your presence keeps me sane

-- Arrival of love, de Circus Maximus

La última hoja del árbol más grande de la planicie más lejana decidió caer hoy. Su caída duró veinticuatro horas con diez minutos, tiempo calculado con cronómetros altamente especializados y verificados por los científicos más aptos en este tipo de mediciones; fue un éxito. Yo me pregunto, ¿qué habrá pasado por la cabeza de esa hoja mientras llevaba a cabo su descenso?

Se me ocurre que pudo haberse sentido un tanto menos que el resto de hojas, pues era la última en caer y dar paso al invierno, pero al final entiendo que no pudo ser así, sino todo lo contrario. ¡Qué orgullo ser el último! No suena como algo envidiable, lo sé, pero a veces ser último puede ser una gran ventaja por sobre los demás, y creo que la hoja lo sabía de alguna manera.

Hay quienes dicen y piensan que los buenos acaban últimos, y que por ello consiguen lo peor o, en todo caso, no consiguen nada. Tal vez tengan razón en una que otra situación que hayan visto o experimentado, pero puedo asegurar que esta hoja no pensaba así, y su caída no le supuso aquello. Por el contrario, al ser última se tomó su tiempo para elegir, y eligió muy bien.

¿Qué habrá pasado por la cabeza de esa hoja mientras llevaba a cabo su descenso? Eso es algo que solo la hoja puede saber, y es mejor así. Y que el que quiera saber que la siga en su sabia decisión de arrojarse a la tierra en último lugar. En lo que a mí respecta, recibirá tanto como los demás e incluso más. Es cuestión de estrategia y un poquito de corazonada. Corazonada, más que nada.

lunes, 11 de agosto de 2008

dIROLE dice

Hace setenta y seis días me propuse la meta de escribir un post por día durante un año, tanto por la idea de tener un blog constantemente actualizado como por el hecho de expresarme y compartir mis experiencias diariamente. Ahora me doy cuenta lo difícil que es esta tarea, especialmente cuando hay días en los que no hay nada que escribir o que no hay ganas o que no hay tiempo o que no hay internet, etc. Me he descuidado demasiado estas últimas semanas (vacaciones), y me he pasado dos o tres días sin escribir nada, a lo cual respondo con dos o tres posts escritos el mismo día; complicado y poco auténtico. Sucede también porque tengo la idea de que no soy leído, aunque los comentarios a los posts y en persona dicen lo contrario, así que no tengo excusa. Creo que es, en todo caso, porque no suelo escribir para otros, sino para mí mismo; pero de ser así, no tendría un blog, sino una libreta. ¿Quién sabe? En fin, a lo que iba es que sí, tal vez me demore unos días en actualizar las cosas, pero mi meta sigue enrumbada, y tendré un post por cada día del año. Ya se verá qué sucederá pasado este tiempo. No nos adelantemos.
dIROLE
PD: lamento la falta de imagen y de canción hoy

domingo, 10 de agosto de 2008

Una palabra para quien quiera escucharla


The meaning of life is to give life meaning
Go too fast, move too slow
Restore the balance between thinking and feeling
Open up and let it flow

-- The sixth extinction, de Ayreon


En este momento solo puedo decir una cosa y solo una, nada más que una palabra que tal vez quede inmortalizada en la mente de quien la escuche o quizas se pierda para siempre sin ningún deseo de trascender las barreras del tiempo. En realidad no lo sé, como tampoco sé tantas otras cosas por las que me devano el cerebro pensando y repensando, analizando y calculando, todo con el único propósito de entender. ¿Entender qué? Pues todo, o tal vez solo las cosas importantes de la vida. ¿Y qué es importante si no todo? No lo sé.

Es solo una la palabra, pequeña en comparación con el resto del mundo en el que existe. Una palabra indudablemente repetida antes, de lo contrario no la conocería ni yo ni nadie más, por lo que ya guarda cierta de esa inmortalidad de la que hablaba líneas arriba. Quiero descifrar una o mil cosas, comprender los secretos del mundo una vez descubiertos, y nada de eso puede resultar posible sin antes saber quién soy o por qué soy. Y esa es la explicacíón última de por qué considero que para comprender el universo, lo externo, es necesario buscar la respuesta en uno mismo.

En este momento, por unos segundos, casi olvido lo que quería decir. A veces puedo irme por las ramas, e incluso más allá, entre senderos arbolados y valles olvidados en los lugares más transitados del planeta. Porque no es una sorpresa que muchas maravillas se escondan frente a nuestros ojos, ojos que olvidan observar los detalles y solo miran la gran pantalla, la generalidad que solo te da cantidad y no la muy codiciada calidad. El humano y sus interminables clasificaciones con el fin de optimizar dejan burbujas de aire en donde nos escondemos quienes no queremos ser encontrados, así como esos escurridizos secretos.

Ahora he podido pensarlo mejor, le he dado un par de vueltas más y puedo decir con seguridad que la palabra que me urge pronunciar, la palabra que llevo tan cercana al corazón que palpita junto a él, no puede aparecer aquí. Tengo mil razones para no decirla, pero tan solo basta una, tal y como solo es necesario retirar una carta de un castillo de cartas para que todo se venga abajo. O como tener un polo en condiciones pristinas; una sola gota de vino o de café basta para considerarla manchada. No obstante, se ha de tomar en cuenta que tanto las razones, como las cartas y las manchas pueden salvar vidas (o mejorarlas), así que no me echen mal ojo, algo bueno puede resultar de mi silencio. In any case, I won’t remain silent forever.

sábado, 9 de agosto de 2008

No quiero saber


All that I take with me
Is all you’ve left behind
We’re sharing one eternity
Living in two minds
Linked by an endless thread
Impossible to break

-- Through my words, de Dream Theater


Sometimes it’s hard to do what we know is correct because it doesn’t always benefits us. Podemos iniciar una extensa y minuciosa discusión sobre los límites y definiciones de lo que es ‘correcto’, pero, ¿de qué nos serviría eso? Lo que importa es saber que lo que cada uno toma como correcto no siempre se lleva a cabo por una serie de motivos, y son justamente estos los que deben ser analizados para poder entender los actos llevados a cabo. Pero, ¿existe una suficientemente buena razón para dejar de hacer lo correcto, incluso sabiendo qué lo es? Tal vez exista, pero es necesario “mirar a ambos lados de la calle antes de cruzar”. Por alguna razón no puedo ponerlo más claro que eso.

viernes, 8 de agosto de 2008

Dormiré mientras tanto


As we're breathing in this moonlit air
Tonight will pass us by
As the world, it seems to disappear
But I'm here with you

-- Sleep, de Story of the Year


Y es extraño, como debería ser, como lo es todo. Y es complicado, como debería ser, como lo son algunas cosas. Y es extraordinario, como debería ser, como lo son una que otra cosa. Y ¿qué pasaría si te dijese que la vida depende de nosotros? ¿Qué pasaría si lo único extraño es lo que nuestra mente y sentidos adjudican como tal? ¿Qué pasaría si lo complicado es así solo porque las personas lo convertimos en eso? ¿Y lo extraordinario? Eso, sin embargo y felizmente, no podemos controlarlo. Eso es y será, sin que nosotros tengamos cabida en el asunto.

Por lo que a mí respecta, no sé qué pasaría. Hay tantas posibilidades, tantos miles de caminos que no logro descifrarlos todos, y menos aún elegir alguno. A veces lo mejor es arriesgarse a perder mucho con la finalidad de ganar mucho más, de lo contrario quedaremos atrapados en la duda, en la cárcel invisible de nuestra voluntad indecisa. Es doloroso dejar atrás lo que más queremos, pero si lo hacemos con una razón válida (personalmente válida) entonces no estamos perdiendo, sino creciendo.

Todas son opciones, todas con sus cargas y consecuencias. An bearing that in mind, if you ask me, just let yourself go. Let the current of life take you to wherever you belong, but don’t stray too much from shallow waters; there may be a point where you’ll want to stop and “smell the flowers”. Experience talks for itself.

jueves, 7 de agosto de 2008

Cooking on gas


Guess I should warn you
That this house is haunted
And though I look away
You know I watch your shadow play
Hey...

-- Shadow play, de 3 (Three)

Desde las nubes llega a su nariz el aroma a chocolate, como si aquellas estuviesen en medio de una preparación tan dulce y suculenta que no desean guardarse las maravillas que hornean. No hace falta mencionar la enorme emoción de este amante del cacao y sus derivados, quien toma asiento en una banca aledaña a los peldaños del Cielo, cerca del gurdían que con su luz guía las almas extraviadas. Una vez escuchó la historia de que aquellos que llegan a ese mundo maravilloso reciben el regalo del Conocimiento, reciben las respuestas a todas sus preguntas, aunque ahora duda de que algo así sea posible, y más aún de un lugar tan utópico. Solo queda el guardían robado de otras playas, tan importante como el dulce aroma que merodea entre los aires.

Lo único que importa por el momento es el olor a chocolate y el saber que en algún lugar no muy lejano alguien está buscando a quién obsequiarle un brownie. The question in hand is why?

miércoles, 6 de agosto de 2008

Sí que sí


It's too far away for me to hold
It's too far away....
Guess I'll let it go

-- Shimmer, de Fuel


Lanzo un dado de veinte caras con la posibilidad de sacar el número máximo, y oh sorpresa, sale un diecisiete, el número que esperaba obtener. “Sometimes you go for something and end up coming back with something more”! Tenías razón.

Ahora comienza la dieta de la vida, acortando calorías emocionales y cuidándose de los carbohidratos extra de negativismo atolondrado. Adelgazaré, creo, y es mejor perder kilos paranoides que ganar rollitos de locura. Uno al día, eh.

Los sueños vuelven, al fin, después de mucho, y con una fuerza preocupante. Definitivamente el trabajo se torna pesado y complejo, pero es tiempo de emocionarse de nuevo, y estoy seguro de qué está sucediendo. Tiene que ser eso.

Quiero vivir otro día para saber que sí soy feliz. ¿Soy feliz? ¡Soy feliz! So suck it up, you non-believers!

martes, 5 de agosto de 2008

Doble sale mejor


...If you say it's up to me to make the call,
Well I would say sunshine and happiness for all!!!

-- Sunshine and happiness, de The Devin Townsend Band


And I think I might be dreaming, because it’s way too good to be true, to be so happy, to be there, surrounded by a joy I’ve never let myself feel; not alone. And the pink in the lips of salvation could be reason enough to smile so sweetly that one would completely lose the meaning of pain, or despair, or sadness; if you know what I mean. And I’m wishing not upon a star but a dream, which, as I said before, I might be having. Who knows? Sometimes dreams seem way better than reality, and this is one of such cases. And I’m loving every minute of it. And that’s that :D

lunes, 4 de agosto de 2008

Tiéntame más

Oh it's the last time, it's the last time
Oh it's the last time, it's the last time
(…) And I have never met anyone quite like you before

-- Temptation, de Moby


De chicos, lo que nos prohiben puede volverse lo que más queremos; y de grandes no necesariamente cambiamos, pero sí reevaluamos la razón por la que algo se prohibe, y de acuerdo a su justicia o arbitrariedad lo llevaremos a cabo, buscaremos razones para quitar la prohibición o la acataremos. Sin embargo, hay algo que se pasa por alto y que siempre está presente: probar los límites. ¿Hasta dónde podemos empujar antes de que nos empujen de vuelta? ¿Qué tanto podemos meter la mano al fuego antes de quemarnos? ¿Cuánto tiempo podemos actuar sin que nos descubran? Y si nos descubren, ¿hasta que punto podemos mentir para salir del aprieto?

A veces los riesgos pueden hacernos creer que disfrutaremos más las cosas, y muchas personas lo sienten así, pero hay riesgos que es mejor no tomar, límites que no debemos cruzar. Y sin embargo, ante la mención de esto, dan ganas de seguir adelante en busca de esa emoción de atrevimiento, de pasar la valla y correr tan lejos como sea posible antes de ser visto y, quizás, capturado. Las recompensas pueden ser muy grandes si toman ciertos riesgos, pero las consecuencias negativas pueden serlo igualmente. ¿Cuánto estamos dispuestos a perder por ganar algo? Y, principalmente, ¿por qué?

domingo, 3 de agosto de 2008

In the midst of illumination


Fly alone
To a place where you can be a hero
It's a place far away you must leave
You cannot stay, spread your wings and
Fly away from home

-- Legacy of hate part II, de Celesty


Weakness, all around, consuming more and more, leaving just a carcass of silent depravity that lays still as if untouched, but, deep down, a blizzard of nothingness. It’s not hate, just a fully negative feeling directed towards that which causes pain, not physical but mental (the worst there is). Change, things that need it, things that can’t possibly live anymore unless they undergo it; and regret, piercing regret. Something’s not right, something needs to be done or said, because the last piece in this puzzle is not actually missing, it’s there, before everyone, but it just doesn’t want to fit.

There was a point, an idea so miserably engraved that it was never to be forgotten, and yet we weren’t able to remember it. But now we can. Now I see it, and at the same time i see terror and shadows, two things left behind for good, two things that might have to return in order to go back to happiness, or as close as possible. Is it possible? Yes! Of course it is! And no one can say differently, no one can make me trip nor push me down; no one! I may have to follow rules, but just as long as I can make my own. Then I’ll be sort of free, and things will change for good.

People don’t understand, and I can cope with that, I can take it and not complain. But to judge me, to judge my beliefs and to judge what I strife for, that’s not an option, at least not one that will be forgiven that easily. We seek balance, and we’ll find it one way or the other, with help or without it; it doesn’t matter as long as my path is set and my goals completed. And maybe the direst of revelations is that the one person I thought I could trust not to tell my secrets, my dark, most terrifying secrets, is the one person who is out there spreading them to the people I dislike the most. What to think? Who to trust? Where to go?

The end is not nearly here. Almost four more years and then it’ll be over for good. Life is good, so good I need to live it my own way. Four years and I’ll get my new fresh start… again.

sábado, 2 de agosto de 2008

You leave me no choice!


The noose is getting tighter
Your face is turning whiter
You can stuff it up your muffin and go stick it in the fire

-- Why trust you?, de Alice Cooper


¿Quién diría que el camino menos transitado, el camino que juró nunca volver a tomar, es ahora el camino más necesitado, el camino que lo llevará a obtener la libertad que tanto busca y que no logra encontrar en otro lugar, el camino que lo llevará a la felicidad por rutas inhóspitas y que lo obligará a tener experiencias nada agradables, el camino más cruento y del que apenas saldrá con vida, el camino de la locura?

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails