viernes, 19 de marzo de 2010

A "seis" del mundo

Under the spotlight


I feel our world becoming one


Around me I feel


Everything we are everything we see
I'll take a part of you
You take a part of me



--One, de Fates Warning


Hablando con Takashi me enteré de un término, y todo una teoría detrás de él, bastante interesante: los seis grados de separación.

Cada uno de nosotros cuenta con una red social (no solo las de Internet, sino también en el mundo real), la cual consta de personas con las que se tiene una relación en particular (familiar, amical, de pareja, laboral, etc.), y cada una de estas personas tiene una red social propia, lo que genera una serie de conexiones. Creo que es más fácil explicarlo con un ejemplo. La forma en la que surgió este tema con Takashi fue al notar que ambos tenemos amigas en común que son amigas entre ellas. Es decir, yo conozco a alguien que es amiga de alguien que conoce Takashi. Así descubrimos una conexión, la base de toda la teoría.

Lo que la teoría postula, dicho de manera bien resumida, es que estamos a seis grados de separación de cada persona en el mundo, como si todos estuviésemos conectados. El mejor ejemplo que se me ocurre es el que me dio Takashi: él jugó tenis con una persona que ha jugado contra Roger Federer, así que yo estaría a tres grados de separación de Federer si alguna vez jugara tenis con Takashi (aunque simplemente por conocer a este último ya podría decirse que estoy conectado a aquél).

Hay una forma bien interesante de probar esta teoría. Si se tiene una cuenta de Facebook, podemos entrar al perfil de un amigo nuestro y acceder a su lista de amigos. De esa lista elegimos a uno que nosotros no tengamos en la nuestra y así vamos haciendo sucesivamente hasta ver a dónde llegamos. Lo más seguro es que pasemos los seis grados de separación, puesto que no es posible ver quién conoce a quién. Hi5 tenía un sistema automático que medía estos grados y que solo te permitía ver los perfiles de ciertas personas llegado hasta cierto grado, pero no sé si seguirá existiendo dicho sistema.

Aunque es solo una teoría, y por lo tanto no se ha comprobado aún, no me parece una idea demasiado jalada de los pelos. Gracias a la globalización se puede decir que estamos más y más conectados, así que yo diría que no es muy improbable que el familiar del esposo de la compañera de trabajo de un amigo mío conozca al presidente de China. O algo así.


2 comentarios:

Takashi Tanimoto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
dIROLE dijo...

Y a tres grados de Matsuhisa. Siempre lo supe! ;)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails