domingo, 9 de agosto de 2009

Entre lo fácil y lo correcto


Yesterday my life was in ruin
Now today I know what I'm doing
Got a feeling I should be doing all right
Doing all right

--Doing all right, de Queen


El problema con las decisiones correctas es que nunca son fáciles de tomar.

Por un lado, puede haber algo mejor y más provechoso para uno mismo, por lo que lo correcto podría verse como algo no tan ventajoso y, por lo tanto, como una mala idea. Por otro, o el hacer lo correcto puede entrañar un esfuerzo que no se quiere o que no se está listo para hacer, por lo que dejar de elegir ese camino implica evitarse futuras dificultades. Entonces, ¿por qué tomar la decisión correcta? Yo diría que, aunque no traiga un resultado positivo inmediato y pueda ser difícil sobrellevar las consecuencias que sigan aquella decisión, a la larga beneficia a uno mismo y a otros, incluso si al principio no es aparente. Diría que es cuestión de tener esperanza.

2 comentarios:

Guri Ophelia[c] dijo...

Yo digo: ¿Qué es lo correcto?
Nos ceñimos a la idea de lo socialmente aceptado.
¿Quién es la sociedad?
¿Quién decide?

dIROLE dijo...

En realidad no creo que lo correcto deba necesariamente entenderse conjuntamente con lo socialmente aceptado, pero planteas muy buenas interrogantes que trataré de responder en algún futuro post.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails