miércoles, 27 de mayo de 2009

En los albores del pensamiento... (segunda parte)



They sailed away
Into
Another sea
A mystery
To us all
Beware the waves
You sail upon
In ships so strong
It is our belief
This story's true

--Ghostship, de Shadow Gallery


La tormenta ha cesado, nos inducen a creer, y aunque existan indicios que nos lleven a pensar de tal manera, la experiencia nos ha enseñado que no todo lo que se nos ofrece a la vista o a la razón es absolutamente verdadero. Solo queda nuestro excepticismo como aliado y potencial traidor a la vez, pues de nada sirve aceptar la verdad que se nos ofrece, de nada sirve tomar lo que se nos da en bandeja y contentarnos con ello. Si realmente se quiere lo real, lo cierto, pues vayamos a buscarlo en lugar de recibirlo de otros. Nuevas aventuras yacen al final del horizonte, y con tormenta o sin ella aguardan nuestra llegada, y ya no puedo esperar por romper mis huesos haciendo lo que vine a este mundo a hacer.


Hoy y todo este año aprendí que el cambio es irremediable, que Heráclito decía la verdad cuando argumentaba que nunca nos bañamos en el mismo río, que nada es para siempre. El cambio es irremediable, pero no necesariamente arbitrario ni elige a su parecer, sino ante el nuestro.

Como alguna vez escuché de boca de un desconocido que aún recuerdo pero cuyo rostro se haya perdido por el tiempo, "Todos estamos aquí para devorarnos entre nosotros". No supe dar mejor respuesta que una sonrisa. No porque fuese gracioso, sino porque me siento identificado. Si ha de ser así, que estupendas noticias para lo buenos, que siempre terminan últimos.

Tal vez me equivoco, pero eso dejó de tener importancia años atrás.

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails