martes, 10 de junio de 2008

Lo lamento


El peor día del año y nadie puede desmentirme; y así están las cosas, desordenadas a lo largo y ancho de esta habitación que ya es muy pequeña para seguir añadiéndole desastres. El arito negro de la felicidad se convierte en la cara triste que adorna el umbral que apenas y saluda a todo aquel que desea cruzarlo y convertirse en parte de este mundo sin color, sin sonidos, sin ganas. La realidad de la situación aún no cala en mi ser, no siento nada, al menos nada con la fuerza suficiente para lanzarme al suelo y lastimarme; no por el momento. Y las palabras que anhelaba pronunciar no lograron llegar a ti. El peor día del año, pero sigo en pie.

1 comentario:

breebo dijo...

Es el mejor día del año... mi santo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails